EL UNIVERSAL: Galarraga y el Umpire Joyce presentaron juntos un premio Espy…

Ubaldo Jiménez, Dallas Braden, Roy Halladay y Edwin Jackson lanzaron juegos sin hits ni carreras en la primera mitad de campaña. Los de Braden y Halladay fueron inclusive perfectos, pero ninguno causó tanto impacto como la apertura de Armando Galarraga contra los Indios de Cleveland, el 2 de junio.

El mundo del deporte se estremeció cuando el árbitro de primera, Jim Joyce, le quitó el juego perfecto al criollo, al cantar -erróneamente quieto- el potencial último out. Pero tal vez lo que más conmocionó a la gente fueron las reacciones de los protagonistas.

La sonrisa de Galarraga cuando supo que era víctima de uno de los errores más costosos en la historia del beisbol, fue recibida como un gesto de enorme humildad, mientras que las lágrimas o arrepentimiento de Joyce enaltecieron su profesionalismo.

Poco más de un mes después de aquel inolvidable juego, ambos compartieron en los premios Espys de ESPN, para entregar -irónicamente- el galardón al Mejor Momento del Año. Galarraga volvió a saludar a Joyce en señal de perdón.

“El valor humano es más importante que ganar, perder e inclusive juegos perfectos”, dijo Chris Berman, figura de ESPN, al momento de presentarlos.

Joyce, considerado el mejor árbitro de Grandes Ligas según encuesta realizada a 100 peloteros, confesó que aún se siente muy mal por haber fallado en aquella crucial jugada.

“Todo árbitro desea lo mismo… Pasar inadvertido”, dijo Joyce frente a la audiencia. “Dejémoslo así”, prosiguió viendo a Galarraga, lo cual causó muchas risas en el público.

“Pero es bueno estar aquí, al lado de un gran joven lanzador como Armando, quien siempre será recordado por su gracia y clase, sin importar lo que digan las estadísticas”, remató.

Galarraga, un poco nervioso según las imágenes, presentó la distinción, la cual terminó en las manos de la selección de fútbol de Estados Unidos, por el “milagroso” gol de Landon Donovan contra Algeria.

Si Galarraga y Joyce hubiesen tenido otras reacciones frente a aquel error, quizás su destino hubiese sido otro. Pero gracias a la forma como atacaron la situación, han sido premiados con reconocimientos y apariciones como esta.

Después de todo, ni a Halladay, Braden, Jackson o Jiménez le regalaron un Corvette luego de sus joyas de pitcheo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: