JOBA CHAMBERLAIN: Un gran gesto enaltece a este Brillante Pitcher…

Joba Chamberlain es un joven pitcher que milita con el equipo de Grandes Ligas Yankees de Nueva York. Posee una maravillosa recta y actualmente es uno de los grandes prospectos de todas las Ligas Mayores.

Recientemente vivió una desafortunada experiencia familiar, pero tal y como lo reproducimos de una nota de LUISCARLOS GONZÁLEZ en El Universal, el apoyo de su equipo fue determinante para superar su problema:

El pasado 13 de abril, el joven lanzador de los Yanquis de Nueva York, Joba Chamberlain, recibió la peor noticia de su vida. Su padre Harlan, de 55 años, se había desmayado en la sala de su casa, en Nebraska, por un paro respiratorio producto de una neumonía.

Apenas Chamberlain recibió la llamada de su hermana después de una derrota de los mulos 8-5 ante los Medias Rojas de Boston en Fenway Park, su rostro fue un mar de lágrimas, y ni su manager Joe Girardi pudo calmar su dolor. Esa fecha quedará grabada en su memoria, porque desde ese día su vida dentro y fuera del terreno de juego cambió para siempre.

“Quiero darle las gracias al equipo y a mi manager por apoyarme. La compasión que han tenido con mi familia es admirable. La salud de mi padre es lo más importante y sin su apoyo no hubiera podido estar con él con rapidez”, dijo Chamberlain, quien viajó con los Yanquis hasta Florida, y de allí voló en el avión privado de Derek Jeter al hospital en Nebraska.

Joba, de 22 años, nunca se apartó del lado de su padre. Para él los dichos que rezan “amor se paga con amor” y “la familia es lo primero” explican la verdadera esencia de la vida. “Cuando mi papá me necesite voy a estar allí. Lo amo y hasta que no se mejore, no volveré”, aseguró.

Sin embargo, con el pasar del tiempo sus oraciones fueron escuchadas. Su padre, quien también sufrió de poliomielitis a los nueve meses de edad, de apendicitis, y es sordo de un oído, tuvo mejoría. Evidentemente su historial médico no es el más alentador, pero, por fortuna, su hijo siempre estará allí para socorrerlo.

“Después de varios días difíciles, mi padre se siente mucho mejor” dijo el pitcher. “Todavía está en la unidad de cuidados intensivos y espera más pruebas, pero ya no requiere de aparatos para respirar. Claro, sería genial que el hospital transmitiera los juegos de los Yanquis por televisión, eso sí nos ha molestado”, bromeó.

El alto mando de los mulos no dejó de apoyar a su prospecto. Girardi siempre entendió y nunca lo presionó para que volviera al equipo, que lo extrañó en demasía. Y es que perder a un lanzador capaz de lanzar a 100 millas por hora es importante para cualquier equipo.

“Joba tiene que estar con su padre. La familia es lo primero, así que él regresará cuando esté mentalmente preparado. Cuando vuelva lo vamos a recibir con muchos abrazos”, explicó el estratega. Y así fue.

Pese a que Chamberlain decidió incorporarse a los Yanquis el 19 de abril, nunca perdió el contacto con su padre. Ambos hablaban por teléfono, por lo menos, una vez al día. Cinco días después Joba pudo sonreír de nuevo. El pasado 24 de abril su padre fue dado de alta y trasladado a su casa.

“Me di cuenta de quiénes son mis amigos. Después de lo que viví, veo a Nueva York como mi familia. Cualquier otra persona se hubiera derrumbado, pero con el amor que recibí, fue más sencillo superarlo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: